La Conmebol logró su cometido de tener público en el Maracaná.

La Selección Argentina estará el próximo sábado ante la chance de ganar su primer título grande a nivel de mayores en 28 años, nada menos que en el Estadio Maracaná y ante Brasil en la Copa América.

Pero los albicelestes se sentirán acompañados, ya que contarán con 2.200 compatriotas alentando en las tribunas.

A pesar de la primera negativa de la Prefectura de Río de Janeiro ante el pedido de la Conmebol de habilitar un número reducido de espectadores en la final continental, finalmente la entidad que rige el fútbol sudamericano logró que puedan presenciar el duelo 2.200 hinchas de cada bando.

Del lado argentino, los privilegiados serán residentes en la ciudad carioca, convocados por el Consulado.

No pagarán entradas, pero antes se realizarán un test de antígenos.

Estarán ubicados en una cabecera del mítico escenario.

Existe también la posibilidad de que se le den dos tickets a cada jugador e integrante de cada cuerpo técnico (serían 150 lugares vip, con un hisopado negativo).

Seguramente, también habrá lugares de protocolo y para sponsors, que los decidirá la propia Conmebol.

Era un deseo de Alejandro Domínguez desde el polémico cambio de sede, tras las renuncias de Argentina y Colombia a albergar el torneo, y con la mudanza al segundo país del mundo con más muertes por coronavirus y el tercero en cantidad de infectados.

El presidente de la Conmebol admitía que el certamen se desarrollara sin público en las tribunas, pero no que la final fuera a puertas cerradas. La insistencia dio sus frutos a 48 horas del gran duelo y al menos podrá obtener algo del color que le faltó a esta edición de la Copa América.

Desde la Confederación plantearon un esquema muy similar al empleado en la final de la Copa Libertadores 2020, cuando Santos y Palmeiras se enfrentaron con un aforo del 10% en este mismo estadio.

El encuentro se disputó el 30 de enero del 2021 y no hubo mayores consecuencias en lo que refiere a lo sanitario. Y ese antecedente sirvió.

De antemano, ya se sabía que en el Maracaná (con capacidad para 78 mil personas) iban a estar presentes cerca de 600 personas, entre autoridades, planteles, la transmisión oficial y personal de seguridad.

Ahora, también habrá un pequeño aliento a pesar de la pandemia, con Brasil como uno de los países más afectados (18.9 millones de contagiados y 529 mil muertos).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí